miércoles, 12 de noviembre de 2014

El dolor de cabeza de siempre... El Transporte en Lima

Lima -y otras ciudades de nuestro país- requiere un SIT (Sistema de Transporte Integrado). Debido al caos, los ciudadanos perdemos valiosas horas cada día, hay contaminación, accidentes y muertes. El gobierno está promoviendo una multimillonaria inversión en la Línea 2, aunque volvió a optar por una ruta que no es la mejor para la sociedad. Serán cinco líneas de metros/ trenes.
La administración Castañeda concretó el Metropolitano, años después que Andrade y el Banco Mundial diseñaran Lima Bus, irresponsablemente guardada en el cajón por años. La Municipalidad de Lima sigue incumpliendo el contrato del Metropolitano.

Caos en el transporte público (actualmente en Lima)
Cortesía: Google

La reforma del transporte, que empieza con cinco corredores complementarios (Tacna-Garcilaso-Arequipa, Carretera Central, Javier Prado- La Marina, Panamericana y San Juan de Lurigancho-Brasil; está en marcha. Hay quienes insisten en que Lima bloquea una solución moderna. No es así. De un lado, con un presupuesto de inversión de cientos de millones de soles, Lima no tiene cómo financiar metros/trenes. La inversión en la Línea 2 ascendería a US$ 6.5 mil millones. De otro lado, la mayoría de los contratos de los corredores complementarios estarán diseñados para que sus operadores se trasladen a otras rutas, cuando las líneas de metros/trenes entren en operación. Habrá otros corredores de menor importancia que se integrarán al sistema.

La reforma en marcha
Cortesía: Google

Son cinco millones de viajes en los cinco corredores, alrededor de dos quintas  partes de la demanda y varias veces el tamaño del Metropolitano y el Tren Eléctrico combinados (donde también se cocieron habas y se optó por una ruta que era la ideal). Se han organizado consorcios según las reglas de la reforma en la que participan activamente hace años. Empresas 'cascarón' que afiliaban a propietarios individuales de buses, se han asociado (algo parecido a unir el agua y el aceite en algunos casos). Hubo decenas de mesas técnicas con Protransporte; dos consorcios se han asociado con proveedores de buses y uno con una empresa que opera en Bogotá, Santiago y Ciudad de Panamá;  algunos de los asesores son de talla mundial. Se estima una inversión de S/. 4 mil millones en buses de 9, 12 y 18 metros, que usarán fundamentalmente gas natural. Patios de maniobra, sistema y gastos  de reconversión laboral (los choferes pasarán a planilla y los cobradores a manejar tras recibir capacitación). Todos entregarán el primer sobre de la subasta, en el que se presentan formalmente los consorcios. El segundo y tercer sobre con las ofertas económicas son, por ahora, 'un acto de fe'. No pueden quedarse fuera pero hay mucha incertidumbre.
Hay un factor de calidad del servicio que define los precios, 70% de los cuales dependerán de los kilómetros recorridos, y 30% de la cantidad de pasajeros transportados, lo que no está definido. La iniciativa privada de recaudo que presentaron GMD e Interbank, sigue durmiendo el sueño de los justos. La muni dijo, en algún momento, que convocaría a una APP. El Bogotá, Santiago y Ciudad de Panamá, recaudo y control de flota están integrados.
Lima quiere innovar y encargarse del control de flota, al que considera parte de la regulación. Ositran debería regular estas tarifas y las del Metropolitano, mas no el contrato. Solo habrá exclusividad en el corredor, pese a que Protransporte reconoce que los resultados de los operadores son más sensibles a un cambio en la demanda. Esperemos que la reforma del Transporte se realice en el corto plazo, pero con todas las garantías para que el público salga lo menos perjudicado posible, del malestar que significa el cambio de un Transporte que por décadas fue postergado por los gobiernos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario